lunes, 29 de julio de 2013

Un Quijote se muere






Un Quijote se muere
en un mar que luce muy tranquilo.

Las nubes envuelven su cordura
escapan quimeras en el hielo
 queda polvo de algún itinerario
 desolación interna  en  descenso abisal
que se evapora
letargo, lentitud a contraluz en puntos suspensivos
ha dejado de habitar en rendijas de indómitos lugares
las rutinas de instantes pasan verticales
por  su armadura gastada en las estrellas
juicio estigma de la tarde
una canción, un sonido o silencio estremecido
en medio de espejismos que convergen
más allá del pórtico agónico del cosmos.

Un Quijote se muere
en un mar que luce muy tranquilo.




















viernes, 5 de julio de 2013

Mamá






María del Carmen Jaime Zamudio
(1920-2013)

                              


Escuché el viento
golpear puertas y ventanas
lo vi quebrar ramas y arrancar árboles
llevándolos lejos

miré un mar embravecido
surcado de caballos azules con crines de plata
que galopantes iban mas allá de las playas
al retirarse, nada quedaba a su paso

vi la lluvia tomada de la mano del viento
destruir cosechas
desbordar ríos
inundar campos

pero...

cuando el viento se hacia imperceptible,
cuando el  mar volvía a mecerse  suavemente
cuando la lluvia se soltaba del viento y desaparecía

 ahí estabas tú
de pie     estoica     fuerte

y mirabas  al frente

solo una vez, yo tenía 13 o 14 años,
una tempestad sin igual te hizo doblarte
pensé que te quebrarías
espere...

cuando se hizo la calma
te miré enderezarte
acomodar tu vestido negro
alisar tus cabellos
ponerte los inseparables pasadores

 mirar al frente.


En diciembre, cuando tu salud se deterioro
te escuché decir:" ya son muchos años de vida"
y supe  que tu tiempo de trascender había llegado.

Gracias MÁ por cuidar a mi hija.