viernes, 23 de agosto de 2013

No quiero ganar esta batalla





Navegué en busca de  un puerto
entre niebla y luz negra circundante
el violento aparecer  de olas pasajeras
mi  nave despeñó en los abismos
nadé, sustraje los despojos
para armar otra barca con  espuma
dejé al cielo encapotado
su llanto soltar en madrugada
y mojara mis velas siempre erguidas.

Regreso a la mar 
surco entre las  olas
 la tempestad me  sorprende de nuevo
tengo que asirme del aire con los dedos
los cierro,  me sostengo largo tiempo
haciéndolo mi prisionero
esta vez
diferente a muchas otras
no quiero ganar esta batalla
mientras el viento al alba  estremece
veo tus ojos incrédulos mirarme
cuando mi espada feroz te atraviesa.

No quiero ganar esta batalla
porque para hacerlo
tengo que hundir la filosa espada.

Cierro  los ojos, dejo
si,
                                      dejo que el vaivén de las olas me arrulle.                                                 










8 comentarios:

  1. Encantada de pasar por tu blog a leerte Carmen!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Y me sentí en el mar, también arrullado.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  3. Gracias por visitarme y darme la oportunidad de leer tus versos sobre el mar mi debilidad
    gracias también por tus palabras a mi poesia gracias Carmen.
    feliz semana con cariño
    Marina

    ResponderEliminar
  4. Nem sempre conseguimos vencer, mas o importante é não desistir.

    Obrigada pela visita.
    Beijos.

    ResponderEliminar
  5. Ou seja, não desistir.

    Obrigado pelo comentário Teca.

    Um abraço

    ResponderEliminar